El Euribor cierra 2019 al alza pero mantiene baratas las hipotecas

El Euribor ha subido por cuarta vez consecutiva y duplica los niveles que había alcanzado en diciembre de 2018. A pesar de estos datos, su subida no afectará a las hipotecas, ya que su referencia se mantiene en el 0,26 %.

 

Bajan las hipotecas

 

Las hipotecas que se actualicen con la referencia que mantiene hoy el Euribor podrán abaratarse respecto a los precios de diciembre de 2018, ya que a pesar de sus últimas subidas se mantiene en niveles inferiores a los de entonces.

 

Los cambios de ritmo al respecto están favoreciendo que las cuotas de los préstamos se mantengan en un nivel bajo al que no se había llegado desde hacía bastante tiempo. De hecho, en este momento las hipotecas son las más baratas de la historia.

 

Sin embargo, hay que mantener cierta precaución al respecto, ya que como aseguran los expertos, es difícil saber con antelación durante cuánto tiempo se van a mantener estos niveles. Aún así, se auguran próximas bajadas en las hipotecas.

 

De hecho, hay ya algunas hipotecas con interés negativo, lo que supone que la entidad bancaria tendría que descontar el interés del capital que debe reembolsar el cliente siempre y cuando no haya un límite al tipo aplicado.

 

Se prevé que los tipos de interés sigan siendo bajos en la eurozona a lo largo de los próximos años, ya que es la iniciativa que ha adoptado el Banco Central Europeo para tratar de impulsar la economía en toda la zona euro.

 

La presidencia del Banco Central Europeo va a cambiar de manos en breve, pero no se considera que vaya a haber cambios en este aspecto, sino que se mantendrá esta postura al menos hasta que haya una cierta recuperación económica.

 

Hipotecas más accesibles pero estancadas

 

 

Esta circunstancia puede hacer que muchos ciudadanos se animen a firmar hipotecas fijas, ya que pueden considerarse préstamos bajos y a largo plazo cuya cuantía ya no va a variar, pase lo que pase con el Euribor.

 

Las entidades bancarias, por tanto, están comenzando a ofrecer este tipo de productos financieros atractivos para conseguir nuevos clientes que quieran beneficiarse de los niveles actuales del Euribor. Aquellos ciudadanos que lo deseen podrán pasar su hipoteca variable a hipoteca fija, ya que la comisión por este cambio es de un 0,25 % durante los tres primeros años, y después pasa a ser gratuita.

 

Por el momento la firma de hipotecas sigue estancada a pesar de estas circunstancias. Se cree que uno de los motivos es el alto precio de las viviendas en comparación con el sueldo medio de los ciudadanos, en especial en entornos urbanos.

 

De hecho, no es solo el precio de las viviendas lo que frena la adquisición de las mismas, sino también las condiciones impuestas por las entidades bancarias y la exigencia de aportación de una entrada del 20 % del valor de la vivienda.