¿Y si el banco nos pagara por tener una hipoteca?

La banca siempre gana, dice el refrán. Y es cierto: por interesante que sea el producto que ofrezca una entidad bancaria, ella siempre ganará más. Pero la situación económica de los últimos años ha producido un inesperado giro con el que, sin duda, la banca no contaba. ¿Te imaginas a un banco pagando a sus clientes? Pues este escenario no está tan lejos. Te contamos por qué.

Como ya hemos explicado en otros posts de este mismo blog de Ferco, la crisis económica ha llevado a las grandes instituciones bancarias (con el BCE a la cabeza) a ir reduciendo poco a poco los tipos de interés. Con ello pretendían favorecer la concesión de préstamos ‘baratos’, lo que teóricamente conduce a un mayor consumo. Además, se desincentiva el ahorro (porque da pocos intereses). En resumen: el objetivo era que el dinero fluyera y la economía ‘de calle’ se beneficiara.

Hasta aquí, todo normal. Lo que no se esperaba es que los tipos de interés bajaran sin límite, hasta el punto de alcanzar en algún caso tasas negativas. Y, ¡ojo! No es una exageración: hace pocos días, el diario Expansión explicaba el caso de Bankinter, que ha sido el primer banco en España en pagar a sus clientes por tener una hipoteca. Ha ocurrido de forma casi simbólica, pero… ha ocurrido. Al parecer, el banco aún tenía algunas hipotecas referenciadas al Líbor (a 1 mes) del franco suizo, y se ha aplicado una tasa negativa del -0,85%.  El resultado ha sido que los pocos clientes que tienen esta hipoteca han recibido, en algún caso, intereses de su banco, que les pagaba por ello. Después de todo… un trato es un trato.

Aunque el caso de Bankinter es meramente simbólico, el diario Wall Street Journalrecordaba en su edición europea que este inédita situación podría llegar a extenderse si continúa la tendencia a la baja del Euribor, indicador de referencia no sólo para España sino para otros países europeos.

Actualmente, la mayoría de hipotecas españolas toman como referencia el Euribor a 12 meses, que en este momento está en el 0,187%. Por supuesto, estamos ante un supuesto divertido y poco más, porque la banca no pagará nunca masivamente por prestar dinero. No obstante, está cada vez más cerca de la fría barrera de 0. En caso de continuar esta regresión, la banca entraría en territorio inexplorado, y tal vez en un terreno jurídicamente conflictivo.

Y aunque es verdad –como decíamos al principio– que ‘la banca siempre gana’, ¿recordáis cuando la dación en pago de un piso era una quimera inalcanzable? Pues bien, en 2011, la Audiencia de Navarra dinamitó ese principio que parecía inamovible… y un año más tarde se aprobó la Ley Hipotecaria de Rajoy.

Así que, ¿imagináis lo que ocurriría si una instancia judicial reconociera el derecho masivo de los hipotecados a recibir intereses positivos gracias a los tipos negativos? Devolver el dinero prestado, sí, pero al contar con un inesperado incentivo del banco tal vez lo haríamos con una sonrisa en los labios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.